Las joyas

Sinceramente, a mí Letizia nunca me gustó. Cuando la veía con los euros y plantaban el nombre en pantalla ya me ponía nerviosa. Esa “z”, qué original. Y es que no soporto las originalidades. Con los nombres se da mucho. Los hay que están al borde del bien y del mal y otros lo traspasan con creces. Algo parecido al estampado de leopardo, que en menos que canta un gallo te disfraza de hortera.

Hace un par de años hubo una boda real en Europa, no recuerdo de quién era. Nuestra LetiZia estaba estupenda con un vestido muy vestido, vamos, que iba de boda-boda. Llevaba unos pendientes monísimos. Unos brillantitos pequeños en cada oreja ideales. Y ya.

Ideales para pescar en el Cares. Eché de menos las botas y la caña. ¿Cómo puede una princesa, con los joyones que tiene, ir a una boda con unos pendientes así?. Las joyas, igual que la ropa, son una señal de respeto al anfitrión. Si la ocasión lo pide, ir bien vestido es una deferencia hacia el que celebra y ya que llevas un buen vestido, plántate una joya bonita si la tienes, porque va a dar importancia al acto y más si estás representando a tu país.

En las bodas se ven maravillas. Muchas son herencias, que las hacen aún más bonitas. No se me olvidarán nunca la diadema que llevaba Carmen, que pertenecía a la familia de su suegra, o el brazalete de Águeda, regalo de pedida de la familia del novio. Dos joyas maravillosas que añadían aún más categoría si cabe a las novias.

0174 061208

0416160612

En la boda que hice ayer, la hermana de la novia llevaba una sortija con una esmeralda rematada en brillantes que era de su abuela, preciosa. No podía estar mejor, y la sortija le añadía una importancia muy especial.

En esa misma boda pude encontrarme a la madre de otra novia de abril, Raquel, con un collar de perlas que quitaba el hipo. De rojo y con las perlas estaba impresionante.

Las joyas son como el tocado, como unos zapatos, pero todavía añaden más categoría a cualquier acto.

¿Y qué pasa si no tenemos nada de nada?. He visto miles de joyas más falsas que Judas en las bodas, económicas y que solucionan perfectamente.

Las joyas son como el maquillaje. Es muy frecuente que las novias te digan que quieren un maquillaje muy, muy natural, que no se note porque nunca se maquillan. ¿Cuántas veces te pones un vestido como ese?. Un vestido de novia pide a gritos un buen maquillaje, zapatos bonitos y, de remate, una joya que te haga sentir muy prinZesa.

Anuncios

4 comments on “Las joyas

  1. Totalmente de acuerdo Mercedes, cuantas veces habremos hablado tu y yo de lo que dices al final…te plantas un pedazo vestido de novia y no quieres maquillarte apenas?el “disfraz”, si eso, completo. Yo volvería a disfrazarme mil veces más

  2. Pues nada Mercedes,como supongo que con el mismo ,lo apañamos en un momentín…si te vale el traje ,te ayudamos con los complementos…prestosísimo!!!!!!….tanto hablar de bodas…empezamos por la tuya…jeje!!!!,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s