Boda luanquina

Begoña y Pelayo se casaron en septiembre en la Capilla del Palacio de Meres, para celebrar después allí la boda. La tarde no pudo ser mejor, con una luz que solo tienen esos días buenos de septiembre, el mes de transición.

Begoña llevaba un vestido de Cortana con una falda impresionante, muy elaborada, de talle alto. El cuerpo era una chaqueta en tul de seda que abrochaba a la espalda. Su madre llevaba un vestido de la misma diseñadora.

La madrina, hermana del novio, estaba guapísima con un vestido azul y chaqueta corta coral de Nacho Aguayo.

El baile se hizo en una carpa exterior, la iluminación fue todo un lujo.

Y, lo siento, pero no me resisto. Cuando está Telma Braña, está Telma Braña:

Fue todo un regalo vivir en primera fila ésta boda, con dos familias tan luanquinas y entrañables.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s